Católico pero muy cercano también a las iglesias evangélicas, el extremista prometió “llevar a Dios de vuelta al Palacio Quemado”

‘¡Tú primero!’ Lo que tenían en común el general Booth del Ejército de Salvación y el apóstol Pablo
10 noviembre, 2019
¿Qué ocurre concretamente en nuestros cerebros cuando leemos?
12 noviembre, 2019

Católico pero muy cercano también a las iglesias evangélicas, el extremista prometió “llevar a Dios de vuelta al Palacio Quemado”, y tuvo encuentros con el canciller de Bolsonaro antes de las elecciones. También está involucrado con el escándalo de evasión fiscal Panamá Papers.

Desde el llamado a desconocer el resultado de las elecciones del 20 de octubre, la figura del líder opositor Luis Fernando Camacho pasó a ganar más fuerza en Bolivia. Presidente del Comité Cívico de la ciudad de Santa Cruz, Camacho fue el primero en convocar a un paro regional, en función de lo que consideró un “fraude descomunal” en los comicios, pero sus iniciativas rápidamente pasaron a desplegarse a nivel nacional.

Camacho es dueño del Grupo Empresarial Nacional Vida S.A., que posee inversiones directa o indirectamente en compañías como Conecta, Tecorp, Xperience, Fenix Seguros, además de Nacional Seguros Vida, del proyecto de Clínica Metropolitana de las Américas. Hay registros de que algunas de esas inversiones están involucradas con el escándalo “Panamá Papers”, de evasión de divisas en paraísos fiscales centroamericanos.

Además de empresario y líder político, también es un abogado, tiene 40 años y se jacta de su fundamentalismo religioso. Se parece al presidente brasileño Jair Bolsonaro al ser un católico que ha logrado formar una alianza con sectores evangélicos fundamentalista – de hecho, tuvo una reunión en mayo de este año con el canciller brasileño, Ernesto Araújo, en Brasilia, según registra Revista Fórum de Brasil

En todos sus actos anteriores al golpe, Camacho prometió que “haré que Dios vuelva a estar en Palacio Quemado”, y de hecho lo hizo tras la renuncia de Evo Morales y Álvaro García Linera, leyendo el libro colocado por sobre una bandera boliviana, en una especie de ceremonia litúrgica improvisada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma »
1
Te leemos
El Kombo Oficial®
¡Hola!
Gracias por visitar nuestro sitio web, si quieres opinar en nuestros temas del día, puedes hacerlo también desde Telegram, haz click en el ícono azul.
G-Y0L9RZ85NL