La agenda globalista de vacunas de Gates

‘Invoqué el nombre de Jesucristo’: la mujer que sobrevivió el 11-S supera 2 hospitalizaciones de COVID-19
30 abril, 2020
¿Por qué la tecnología 5G representa un nuevo peligro para la vida?
2 mayo, 2020

Por Dr. Jorge Ballesteros

Una noticia aparecida el 9 de abril del 2020, de la organización  Children´s Health Defense, de Robert F. Kennedy Jr. revela la agenda secreta sobre los programas  de vacunación obligatoria a nivel mundial, que quiere implantar Bill Gates como remedio para el coronavirus,

Dice que las vacunas para Bill Gates son una filantropía estratégica que alimenta a sus muchos negocios relacionados con las vacunas (incluida la ambición de Microsoft de controlar una empresa global de identificación de vacunas) y le da el control dictatorial de la política de salud global.

Se afirma que pretende lograr un beneficio mutuo con la vacunación farmacéutica y obligatoria. Se ha hablado mucho de Bill Gates y su relación con el coronavirus, y que a través de su instituto financia a la Organización Mundial de la Salud OMS.

El actual director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, es el hombre que encubrió el brote de Covid 19 en China, es un exguerrillero marxista de origen etíope, es miembro del partido Frente de Liberación Popular de Tigray, un partido político marxista-leninista.

Es responsable de la muerte de miles de personas en su país Etiopía y tiene politizada la gestión del coronavirus en favor del gobierno comunista de China.  Adivinen ¿quién promueve a este señor? Nada menos que la Fundación Bill Gates.

El presidente Donald Trump, recientemente anunció que suspenderá los fondos para la Organización Mundial de la Salud OMS y los critica por estar muy centrados en proteger las mentiras de China y de ocultar la información al principio.

Gates ha prometido su parte de 450 millones de 1.2 millones de dólares para erradicar la poliomielitis, asimismo tomó el control del Grupo Nacional de Asesoramiento Técnico sobre inmunización (INTAGI) de la India, que ordenó hasta 50 dosis de vacunas contra la poliomielitis mediante la superposición de programas de inmunización a niños antes de la edad de cinco años.

Los médicos Indios, culparon a la campaña de Gates de una devastadora epidemia de parálisis flácida aguda sin polio (NPAFP) que paralizó a 490,000 niños más allá de las tasas esperadas entre 2000 y 2017. Todas estas epidemias más aterradoras se han producido en el Congo, en Afganistán, en Filipinas y todas ellas están relacionadas, aparentemente con las vacunas.

Según este mismo artículo en 2017, la Organización Mundial de la Salud OMS, admitió finalmente, de mala gana que la explosión mundial de la poliomielitis es predominantemente una cepa de vacuna. Para el 2018 el 70% de los casos mundiales de poliomielitis fueron cepas de vacunas.

En 2014 la fundación de Gates financió pruebas de vacunas experimentales contra el Virus del Papiloma Humano VPH, desarrolladas por Glaxo Smith Kline (GSK) y Merck, en 23,000 niñas en provincias indias remotas. Aproximadamente 1,200 sufrieron efectos secundarios graves, incluidos trastornos autoinmunes y de fertilidad. Siete murieron.

Las investigaciones del gobierno indio acusaron a los investigadores financiados por Gates de cometer violaciones éticas generalizadas: presionar a las niñas de las aldeas vulnerables en el juicio, intimidar a los padres, falsificar formularios de consentimiento y rechazar la atención médica a las niñas lesionadas. El caso se encuentra ahora en la Corte Suprema del País.

Los periódicos sudafricanos se quejaron: Lo mismo que ha pasado en África donde estamos cansados de ver como utilizan a los africanos y a la gente más pobre como conejillos de indias para experimentación ¿Cuánto vale la vida humana para estas personas? Habría que preguntarse.

Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump

 

En el año 2010 otros antecedentes: la fundación Bill Gates financiaron un ensayo de fase 3 de la vacuna experimental contra la malaria de Glaxo Smith Kline GSK, que mató a 151 niños africanos y causó afectos adversos graves, como parálisis, convulsiones y convulsiones febriles a 1048 de los 5,949 niños.

Durante la campaña MenAfriVac 2002 de Gates, en África Subsahareana, los operativos de Gates vacunaron por la fuerza a miles de niños africanos contra la meningitis. Aproximadamente 50 de los 500 niños vacunados desarrollaron parálisis. Los periódicos sudafricanos se quejaron: “Somos conejillos de indias para los fabricantes de drogas”.

El ex economista principal de Nelson Mandela, el profesor Patrick Bond, describe las prácticas filantrópicas de Gates como “Despiadadas e inmorales”.

En 2010, cuando Gates comprometió 10 mil millones a la OMS, dijo: “Debemos hacer de esta la década de las vacunas”. Un mes después, Gates dijo en una charla TED (Tecnología, Entretenimiento, Diseño) que las nuevas vacunas “podrían reducir la población”.

Y cuatro años más tarde en 2014 la Asociación de Doctores Católicos de Kenia acusó a la OMS de esterilizar químicamente a millones de mujeres keniatas no dispuestas con una campaña una campaña de vacunas contra el “tétanos”.

La campaña para la vacunación contra el tétanos, efectuada en marzo de 2014 en Kenia que auspiciaron la OMS y UNICEF, en realidad fue un programa para controlar el crecimiento de la población; y es que contenía de  forma injustificada la hormona beta-HCG (gonadotrofina coriónica humana) que, como se sabe, provoca abortos y esterilidad, según fue denunciado por la Asociación de Médicos Católicos.

Los laboratorios independientes encontraron una fórmula de esterilidad en cada vacuna probada. Después de negar los cargos, la OMS finalmente admitió que había estado desarrollando las vacunas de esterilidad durante más de una década. Acusaciones similares vinieron de Tanzania, Nicaragua, México, y Filipinas. (Revista Dsalud Discovery de marzo de 2015)

Un estudio de 2017 mostró que la popular vacuna de DPT (Difteria, tosferina y tétanos) está matando más niños africanos, que las enfermedades que previene. Las niñas vacunadas con DPT sufrieron 10 veces la tasa de los niños que aún no habían  recibido la vacuna, esto suma y sigue.

La OMS se ha negado a retirar la vacuna letal  que obliga  a aplicársela a decenas de millones de niños africanos anualmente. La OMS se ha negado a pesar de las pruebas donde aumentó 10 veces la tasa de mortalidad de los niños, se han negado a retirar la vacuna letal. Pregúntense por que se niegan a retirar estas vacunas letales, aun  cuando hay pruebas  ¿Qué es lo que hay detrás de toda esta agenda?

Nosotros sabemos que es la reducción de la población mundial y de la que quiere el control absoluto totalitario estas vacunas. La fundación Gates gasta alrededor de 650 millones de dólares de su presupuesto de 5000 mil millones en estas áreas.

Bill y Melinda Gates pertenecen a la elite Globalista antinatalista, y parte de su enorme fortuna la utilizan para llevar a cabo esta agenda de la reducción de la población mundial a través de apoyar el aborto, eutanasia, ideología de género, bioterrorismo, esterilizaciones  a través de vacunas, etc.

Los defensores mundiales de la Salud Pública en todo el mundo acusan a Gates de desviar la agenda de la OMS de los proyectos que han demostrado frenar las enfermedades infecciosas: agua limpia, higiene, nutrición y desarrollo económico.

Además de usar su filantropía para controlar a la OMS, UNICEF, a la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) Y el Programa de Tecnología Sanitaria Apropiada (PATH), Gates financia una compañía farmacéutica privada que fabrica vacunas y está donando 50 millones a 12 compañías farmacéuticas para acelerar el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus.

En sus recientes apariciones en los medios, Gates parece confiado en que la crisis de Covid-19 ahora le dará la oportunidad de forzar sus programas dictatoriales de vacunación en todos los niños y adultos estadunidenses.

Si el objetivo era hacer eso desde un principio, entonces esta crisis les viene como anillo al dedo, ¿Les suena eso? Las catástrofes y muertes les vienen bien a los buitres que se alimentan de carroña.

Todo lo anterior está relacionado con el proyecto ID2020 el cual es un plan de juego del Nuevo Orden Mundial para implantar el microchip de forma obligatoria a toda la humanidad. Este megaproyecto está siendo impulsado y financiado por Bill Gates, la Fundación Rockefeller y el magnate Judío, George Soros.

ID2020 y sus socios lanzan un programa para proporcionar vacunas de identificación digital, ese es el futuro, eso es lo que están proponiendo. Tener el Estado la identificación computarizada de todos sus ciudadanos para controlar todos sus movimientos.

ID2020 dio a conocer el programa para aprovecharla inmunización como una oportunidad para establecer la identidad digital en asociación con el programa de acceso a la información (A21) del gobierno de Bangladesh.

La identidad digital es un registro computarizado de quien es una persona, almacenado en un registro. Se utiliza en este caso para realizar un seguimiento de quien recibió la vacuna.

En un futuro las personas ven a requerir estar digitalizadas para poder abordar un avión, para poder abordar un barco de pasajeros, para poder desplazarse quizás por las fronteras, etc.

Ese es el real peligro de esto, es ahí donde conduce toda esta agenda y es esto lo que hemos estado viendo desde un principio, este afán por hacer este sistema de control totalitario global, donde si ustedes se fijan, están copiando exactamente lo mismo que está haciendo el gobierno de China.

Finalmente es China el gran modelo que quieren para todo el mundo y ese es el  modelo que defienden los globalistas y toda la izquierda traidora que han vendido a su país para beneficiar al partido comunista Chino tal como es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idioma »
1
Te leemos
El Kombo Oficial®
¡Hola!
Gracias por visitar nuestro sitio web, si quieres opinar en nuestros temas del día, puedes hacerlo también desde Telegram, haz click en el ícono azul.
G-Y0L9RZ85NL