¡No salgas de casa, No visites a tus padres, No te cases, No tengas Hijos!

One Republic
3 julio, 2021
Ex baterista de Casting Crowns muere a causa de las lesiones después de un accidente de motocicleta mientras se dirigía a la iglesia.
11 julio, 2021

Santiago de Chile.  Domingo 11 de Julio 2021

 

Como muchos observadores han señalado, mantenerse seguro se ha convertido en una religión.

El “Safetyism” o Securitismo, como se le llama a veces, al igual que todas las religiones, coloca lo que uno valora —en este caso, estar seguro— por encima de otros valores.

El securitismo explica la disposición a renunciar a sus valores más preciados —incluida la libertad— en nombre de la seguridad, esto durante el último año y medio.

Millones de estadounidenses no sólo renunciaron a su derecho a ir a trabajar, a ganarse la vida, a asistir a la iglesia o a la sinagoga y a visitar a sus familiares y amigos, sino que incluso renunciaron al derecho de visitar a sus familiares y amigos moribundos.

 

Casi un 30 ciento de los adultos mayores viven solos o acompañados de otro adulto mayor, por lo cual el confinamiento al que se les sometió se trató de un aislamiento social que les dificulta incluso poder acceder a alimentos o medicamentos.

 

Se puede suponer que casi todas las personas registradas como fallecidas por COVID-19 murieron sin tener a un solo ser querido a su lado desde el momento en que entraron en el hospital hasta su muerte. La aceptación de semejante crueldad,  crueldad irracional y acientífica, cabe decir, solo puede explicarse por el fracaso de generaciones de escuelas y padres a la hora de enseñar sobre la libertad, mientras enseñaban con éxito el culto a la seguridad. Si su padre tenía que morir solo, valía la pena por la seguridad. Si su madre tenía que estar en lo que equivalía a un confinamiento solitaria en una residencia de ancianos durante más de un año, también valía la pena por la seguridad. También, por supuesto, si los líderes políticos y los líderes de la ciencia y la medicina tenían que mentir en aras de la seguridad, que así sea; la verdad, también, es menos importante que la seguridad.

 

El deseo de llevar una vida lo más segura posible es un factor importante que explica por qué cada vez menos jóvenes estadounidenses se casan y aún menos tienen hijos. Ni el matrimonio ni el tener hijos son seguros. Ambos están llenos de riesgos.

 

El titular de un artículo de la semana pasada en la página web del programa “Today” de la NBC dice: “Los adultos sin hijos son tan felices como los padres, según un estudio”. Aparte de la cuestión de si se puede comparar la felicidad de dos grupos de personas con experiencias totalmente diferentes (¿tendría sentido decir que la mayoría de los perros son más felices que los seres humanos?), ò incluso si se pueden esperar respuestas sinceras (¿cuántas personas afirman que sus elecciones en la vida les hicieron infelices?) el artículo ilustra bien el punto de esta columna. “Estar a salvo” incluiría ciertamente no casarse y no tener hijos. 

 

Por: Dennis Prager

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 9 =

Idioma »
error: Content is protected !!
1
Te leemos
El Kombo Oficial®
¡Hola!
Gracias por visitar nuestro sitio web, si quieres opinar en nuestros temas del día, puedes hacerlo también desde Telegram, haz click en el ícono azul.
G-Y0L9RZ85NL